jueves, 31 de enero de 2008

The man who laughs

Me levanté con ganas de reírme, de comer rico y de disfrutar un gran concierto de mis amigos para terminar el mes.

Es jueves, último día del mes. Que rápido termino. Pero no puedo negar que el primer mes fue bueno. Entre fiestas, comidas, corazones rotos, abrazos y un “ahí estamos para ti amiga”, Today is the first day or the rest of your life; vino, queso, carpacho, sushi, discos de cuartetos de cuerdas, la película Super Cool (que si quieren ver, algo totalmente extraño y salido de la imaginación de aquel geek que siempre quiso triunfar, y sobre todo matarse de la risa se las recomiendo), dolores de pansa, piernas y calambres. Qué paso Saraguate… muchá ya bájenle al tequila y a los barbitúricos. Cuestionamientos personales, un libro muy recomendado ¡claro que lo puedo!, comics e incienso (la aroma terapia ayuda!!!) La Antigua, una pequeña parte de tí e historias de danzón y arrabal; un domingo danzón moviendo las pocas nalgas que tengo con cumbia en pasos pedales. Y la canción que será un himno para mi en este 2008, How far we've come de Matchbox twenty, de lo que va del año no me puedo quejar.

Gracias amigos han pasado 31 días… so, nos quedan 335 para la parranda.

3 comentarios:

Kary dijo...

Pues ayer entonces estabamos en sintonía... yo me pasé llorando de la risa viendo los videos de Les Luthiers para subirme un poco los ánimos y empezar con todo el nuevo mes!

y pues si... fue un buen enero... tengo que aceptarlo!

Mike Murga dijo...

de casualidad no estudiaste hace ya un chingo de años, en el CECI?

Luis, el pato dijo...

pues no mike, lamento decirlo pero no.