jueves, 31 de julio de 2008

La verdad, me da igual....

A veces no pienso me veo tan frío y no estoy, a veces me ausento de mis sentimientos...
Era el año de 1999, corría aquel espacio en los que arrastras ya para cumplir los 25 años y te aventurabas en la vida de otra manera. [yo me sumaba a esa lista, la de el péndulo de los veintes que le dicen]

Como regalo de cumpleaños una de mis mejores amigas me ofreció un día completo con las cosas que hacíamos juntos, pero esta vez pagando ella. Se me ocurrió hacer de todo, y bajarle hasta el último centavo... mala onda yo! Fue un día entre risas y tonteras, que había que cerrarlo con broche de oro. Para eso como era costumbre iríamos al cine, a ver un estreno mexicano, Sexo, pudor y lágrimas.

Fue la primera vez que una actriz mexicana, Susana Zabaleta, cautivaba mis más perversos sentimientos seduciéndome a través de la pantalla. Y la frase, ¿adivina qué te estoy viendo?... el culo, se volvería popularmente mía.

La película me encantó. Quizá fue por que veía en la pantalla aquella tormenta sentimental de pareja y cómo se repetía alrededor mío. Cosas que tenia que callarlas para no incomodar el momento. También me cautivó el sentimentalismo de las miradas de antaño, aquellas que le hiciste a tu pareja en su entonces y que años más tarde se repetían con la misma intensidad, aunque ya no los atara una etiqueta socialmente conocida como novios o esposos. Ese afan de lucha para redimir el pasado, posible para un presente irreversible. La pasión cautiva dentro de una habitación, pero no fuera de ella. El enredo del amor y no sentirse amado. De las despedidas, con una salida de las que sabes que será la última vez que se verán a los ojos. De intentar, equivocarte, fallar, enamorarte y dejar ir. Y sobre todo, no olvidar que vivir tiene sus consecuensias...
*También de una valija con recuerdos, e ilusiones que al cerrarla en eso se queda. En una valija con llave. [Que me quize comprar en su momento]

Entendía, al ver a mi amiga como se reía de lo que veíamos en la pantalla y de asegurarse a sí misma que había tomado el camino correcto al romper su relación. Reía a la par de ella, aunque sabia que por dentro le carcomía el sentimiento de por que los homo sapiens actúan como homo erectus siempre... (frase que me repitió muchas veces después de ver la película).

Ahora casi diez años después de su estreno y de mi visita a los cines Pradera para su proyección, seguiré con la misma idea que me dio al terminar de verla. Seguir viviendo, leer el instructivo de la vida y *Enjoy it!!!
Mi amiga, creo que dejó por un lado el pensamiento. Y Susana Zabaleta me sigue cautivando como ese día. ¿Nos juntamos y la volvemos a ver?

*En una vida llena de pasión, una canción nos hace temblar. Una que nos hace anhelar y simplemente soñar... esta vez les dejo el video musical de la película de la voz de Aleks Syntek.

*Sexo, pudor o lágrimas, me da igual Volá Cirilo... volá

3 comentarios:

El Vigilante dijo...

Lapidario amigo... Qué texto. Vivir y amar duelen demasiado y hay que seguir porque si no nos morimos. Es para volverla a ver. Me apunto. Tengo un buen tiempo de no verla. La tengo en VHS calculá. No hay como una tarde como pasar una tarde con una amiga, el mundo se detiene y se sueña con algo más no? De creer en que todo se puede aunque todo este fatal. Más que nostalgia muy esperanzador.
Llegó hasta el túetano. Felicitaciones.

Juan pablo dijo...

Nunca la vi... pero si es tan buena definitivamente la pongo en mi lista de pelis to see.. eso si... me parecio barbaro el video y el tema de aleks syntek ... gracias por subirlo..
nos leemos luego..
saludos

LuisRo (P*!!!) dijo...

Allan: como la vida. Vivir duele, claro. Pero es divertido el viaje.

JP: Te la recomiendo. Es una película que hay que verla una tarde en domingo.
Y el video, sin palabras.