viernes, 26 de diciembre de 2008

Emergency 25

De aquellas historias de la cuadra, en la que siempre veíamos al vecino temerario que era llevado a la emergencia del hospital quemado por que el muy inteligente se metía los cuetes dentro de la bolsa del pantalón y… una chispita lo convertía en la antorcha humana. Ahora me toco ir a esa sala fría y silenciosa de un hospital, no como antorcha sino por otra razón que me asustó mucho.

Mi visita fue consecuencia de una caída que tuvo mi papá mientras caminaba por la cocina. Si la caída le hizo que le pusieran seis puntos en su cabecita de algodón y a mi que se me fuera el disque bronceado que adquirí la semana pasada en el puerto y convertirme en algo así tipo transparente. El susto no se lo deseo a nadie.

La visita en esa sala era algo horrible. Tengo que decir que por conectes, atención inmediata, cordialidad, lo cercano y por tener amigos trabajando ahí, acudí a la emergencia del San Juan de Dios. Y lo poco que estuve vi cosas que como pueden los doctores vivir con eso todos los días. Historias de lamentos, policías averiguando donde esta el tipo baleado, una señora llamando por celular y contándoles a sus familiares del accidente que acaba de tener su hermano, los doctores platicando si vieron donde es que tenía el paciente la bala, uno que mejor decidió retirarse por que no lo iban a atender, otro que se sienta a la par mía con la muñeca cortada… en fin. Varias historias.

Mi papá salió a los 5 minutos de que había entrado y en ese tiempo que lo esperé vi y escuché todo eso. ¿Qué pasará en 24 horas seguidas?

7 comentarios:

Seletenango dijo...

Hay mano, espero que todo esté bien!, creo que la emergencia del San Juan a de ser un lugar frío y obscuro, emocionalmente, mucho dolor, incertidumbre y muerte....

el VERDE !!! dijo...

que se recupere pronto tu padre pato. Cuando el mío nos dio un gran susto acudí también a un hospital, y fue como entrar en la carpa de los heridos durante la segunda guerra mundial.

Misifusi dijo...

Imaginate trabajar ahi, hay que mantener un gran espiritu para poder soportar lo que viste y escuchaste por 24 horas los 7 días de la semana, que bueno que tu papá salio de ahí bien y en poco tiempo da las gracias por todos los conectes. Saludos!!

El Aguafiestas dijo...

Que todo salga bien compadre.

El Vigilante dijo...

Qué mala pata amigo. Qué horrible. Tranquilo amigo y un abrazo.

el yorch dijo...

Ojala tu papa se recupere pronto, y creeme el turno de noche en hospitales publicos por estas fechas se pone mucho peor, te lo digo por experiencia, y los doctores y nosotros los practicantes aprendemos a vivir con eso, cuesta pero uno se adapta.


saludos

LuisRo (P*!!!) dijo...

Gracias amigos, la verdad el susto no se me quitó rápido y más era shock de ver que tu papá tenga un accidente y lo aparatoso de este. Y bueno no hay que agradecer a esos que se desvelan por estas emergencias, espero que para año nuevo no vayan a tener tanta tarea.