sábado, 9 de febrero de 2008

La lista… (primera parte)

Las cosas con las que se distrae uno. Un día me levante y pensé: ¿Qué cosas tengo que hacer antes de que tenga que dejar este mundo en mi materia energética?

… uff tantas que mejor comencemos:

Decirte, todos los días que te quiero, hasta que llegue el momento.

Saltar en paracaídas.

Hacer verdaderamente lo que me gusta.

Saltar en Bungee.

Buscar a mis ex novias y decirles que se perdieron de los mejores años de su vida.

Volverlas a buscar y decirles que también se perdieron de los mejores momentos de placer, jeje.

Terminar los textos de mi novela erótica .

Comprarme una Harley y salir a hacer unos “diarios de motocicleta”.

Oír todos los discos que he bajado de internet.

Comprarme y restaurar un bocho, cucarachita, escarabajo, o como quieran llamarlo.

Fotografiarme a todas las personas que conozco.

Ganarme la lotería y dar una buena cantidad de plata a una obra benéfica.

Ir y visitar a los "olvidados", los más viejitos de la sociedad, en su casa hogar y compartir con ellos una mañana.

Tener un hijo, ponerle Nicolás y decirle que no se preocupe de nada, que todo va a estar bien.

Darles un abrazo y un beso a todos mis amigos y decirles que “fueron lo máximo”.

Decirle a Carlos Peña que es una mierda y un malagradecido, que él ganó gracias a nosotros y no a su linda voz y que no se siga comportando como idiota que sus 15 minutos de fama le queda poco tiempo.

Ir a Petén, pararme en la punta del Gran Jaguar y gritar hasta que me quede sin aliento.

Viajar por todo el mundo y decir al final, “theres no place like home”.

Ir a un concierto de U2.

Hacer mi bendita expo de foto.

Viajar a Nueva York y presenciar un partido de los Yankees.

Ir a lago de Atitlán y decir por enésima vez, que idiotas a los que no votaron por esta belleza para que fuera una maravilla mundial.

Visitar los 22 departamentos de mi país.

Convencer algunos que la fama no es compartida.

Subir el volcán de Agua.

Visitar la muralla China.

Poner un pie en Machu Pichu.

Emborracharme en París.

Ir a un clásico español entre el Barsa y el Madrid con mi mejor amigo.

Beber 8 vasos de agua al día.

Regresar a la India nuevamente y meditar a las 4 de la mañana y comenzar el día con energía.

Ya prometí decir que te quería todos los días.

Por último irme a Las Vegas, apostar todo lo que me queda para conectarme a una de esas que frecuenta esos lugares que según ella piensa soy millonario y tener una noche de pasión a lo masacre. casarme en The Little White Chappel, y que me case Elvis por supuesto. Ya después decirle que estoy en la quiebra, decirle que vivo en Guatemala y salirme con la mía jeje.

Y para darle vida y color a lo que me ha pasado que mejor canción para ilustrarlo que la de EL Cuarteto de Nos... ya no se que hacer conmigo, que se lo disfruten.


*Si llega este día lo que voy a lamentar es que esos cabrones a los que les presté plata se salieron con la suya ya que no me pagaron ni un centavo!

2 comentarios:

Edgarín dijo...

Uta pato... en varios concordamos en lo mismo... hasta en aquellos a quienes les prestamos plata y no nos pagaron.... en fin, me apunto para "charte" la mano en cumplir algunas cosas que queras! (y aunque no sea tu mejor amigo, voy con vos a ver el futbol ese aunque no me guste!) Voy a empezar a ahorrar para la moto.

Luis, el pato dijo...

jajaja gracias edgar, la verdad nos apuntamos unos diarios de motocicleta. Y vos sábes que en la amistad no hay mejores ni peores.
Los amigos están y gracias a vos por estar.